10 claves para relajarse antes de locutar

Dos de las claves principales en las últimas tendencias en publicidad son la cercanía y la naturalidad. Una voz relajada que, con la proximidad de estar compartiendo el espacio de tu salón, te comenta “¿por qué no utilizas este nuevo champú?”.


Esa voz relajada probablemente lleve detrás un dueño con un despertador a las 7.00h, un atasco, unos niños llegando tarde al colegio, una cola en el supermercado, una lectura de guión y varias horas de grabación; sin embargo, sigue sonando relajada.


A la hora de prepararnos para locutar, ya sea en un estudio o en un auditorio, una intervención corta o larga, es indispensable la relajación y el calentamiento, tanto de los órganos estrictamente relacionados con la voz como del cuerpo entero.


Es por eso que hoy queremos daros una serie de consejos para entrar en vuestro nirvana sonoro particular (nada complicado, ¡prometido!).


Ahí van:


1. Respira profundamente. Cierra los ojos, inspira por la nariz, llena al máximo tus pulmones y tira el aire por la boca. Este sencillo paso disminuye el pulso, regula la frecuencia cardíaca y libera la mente.


2. Abre y cierra la boca como si te fuera la vida en ello. Imagina que te dan 1.000€ si te comes una manzana en sólo tres bocados. Con cuidado abre la boca exageradamente y ciérrala. La articulación que estás utilizando es la temporomandibular, y aunque al hablar su movimiento sea más reducido, calentarla te permitirá una vocalización más ligera.


3. Gesticula sin que te importen las arrugas. Aprovechando la cara de scream del paso anterior, perfila con los labios (también de manera exagerada) todas las vocales, abriendo y cerrando la boca y acompáñalas de caras de sorpresa, de enfado y de felicidad. De esta manera activas todos los músculos de tu cara y los dejas preparados para cualquier trabajo posterior.


4. Estira la lengua. Para completar el combo facial, abre la boca y estira la lengua en todas direcciones.


5. Si no lo has hecho todavía, bosteza. Al bostezar abrimos la parte posterior de nuestra garganta y las trompas de Eustaquio del oído medio, y aportamos más oxígeno a los pulmones; tres herramientas esenciales para una buena locución.


6. Relaja el cuello y el resto de articulaciones. Despacio y con cuidado inclina la cabeza hacia adelante y, haciendo peso muerto, muévela hacia la izquierda y hacia la derecha —¡nunca hacia atrás! No quieres tener un pinzamiento cervical justo antes de locutar—. Cuando acabes, pega saltitos y mueve los brazos y las manos para relajarlos.


7. Cierra los labios y haz zumbidos. Mantenlos durante unos 20 segundos y ve cambiando el tono. Después de 3 ó 4 zumbidos, pasa a hacer “brrrrr” con los labios, y luego con la lengua.


8. Muerde un lápiz mientras practicas tu texto. Tranquilo, si no tienes un lápiz a mano puedes usar cualquier cosa con una forma similar. Al tener un lápiz en la boca mientras hablas obligas a tus labios y a tu lengua a hacer el doble de trabajo; imagina lo fácil que va a resultarles todo cuando les liberes del lápiz.


9. Tararea mientras esperas. Si aún no es tu turno delante del micrófono la mejor manera de mantener calientes tus cuerdas vocales es tarareando, y si eliges una canción que te ponga de buen humor, más que mejor.


10. Pide agua natural. No es exactamente un tip de relajación pero después de conseguir que tus músculos y tus cuerdas vocales estén relajados y calentitos no quieres molestarlos ni dañarlos con ningún líquido demasiado frío ni caliente.


La guinda del pastel relajante es que, a ser posible, busques un lugar privado o apartado para llevar a cabo estos pasos. Ya sea por vergüenza o porque nadie crea que le estás sacando la lengua, tómate un tiempo para ti mismo. Si te aíslas un poco de la gente y los ruidos los ejercicios de relajación tendrán el doble de efecto.


Repite estos 10 pasos siempre que puedas, cuando practiques, cuando estés en la ducha o cuando leas la caja de los cereales, y sácale más brillo y rendimiento a tu voz mientras la cuidas.


By Ana Seco | Lic. en Comunicación Audiovisual.

Post destacados
Post recientes
Buscar por tags
¿Te sumas?
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic